sábado, 18 de diciembre de 2010

Rayos, truenos y centellas...

Cúando Zeus sufre, el cielo de resquebraja y deja ver, durante unos instantes, lo que hay al otro lado.
Las nubes se vuelven de neón, y el sonido huye del Olimpo.



Y nosotros, en nuestra simple condición de mortales...cometemos la atrocidad de llamarlo "tormenta".

sábado, 4 de diciembre de 2010

Espérame con el Delorean en marcha

una vez más.
Si no he aparecido a las once, vete, nunca apareceré.

Y te fuiste.
Y me quedé...no, no me quede de ninguna manera. Porque ya ni era ni estaba. Bueno, quizá sí estaba.
Puede que estubiera con el cinturón puesto en un taxi a los pies del barranco.

Pero ser, yo era tuya; cómo ahora de aquellas viejas fotos...
...de Polaroid.

Desengáñate

Siempre piensas que hay alguien.
Pero nunca hay nadie, ni siquiera debajo de tu cama o en los callejones oscuros.
Cómo mucho, puedes esperar recibir doce puñalas en la ducha.



Por lo demás, nunca jamás hay nadie.


NA-DI-E